Grupos Étnicos

Hemos afirmado antes que la construcción de la paz supone el compromiso del estado y la sociedad colombianas por un verdadero diálogo intercultural que reconozca derechos, promueva la participación y el respeto por la diversidad y garantice la pervivencia de los pueblos indígenas a través del fortalecimiento de sus gobiernos y sistemas de organización propios. Esto debe reflejarse en el Presupuesto General de la Nación, que desde un enfoque de derechos, garantice la asignación de recursos específicos para la materialización de los compromisos asumidos con las comunidades indígenas en reconocimiento y garantía de su derecho a la autonomía y que permitan su pervivencia como pueblos diversos. Estas son las apuestas políticas mínimas que como colectividad política debemos defender e impulsar desde el nivel local y regional como las aspiraciones de los sectores más vulnerados en sus derechos. Nuestro compromiso debe centrarse en promover y acompañar la participación ciudadana en defensa de sus derechos y en la gestación de condiciones y experiencias para hacer realidad una democracia en paz.